lunes, 13 de agosto de 2012

¿Hombres infieles? o ¿Ser Humano infiel?



Hola gente, hoy estaba acordándome de algo que le sucedió a una amiga de la infancia, y realmente es una de esas historias que me hizo reflexionar (nuevamente) acerca de la fidelidad.

Resulta que esta chava fue mi novia hace más o menos unos 11 años, cuando aún éramos jóvenes y bellos (como diría mi papá) y debido a que yo (en esos momentos) no me encontraba en busca de mi media naranja o medio chilacayote, nuestra relación fue tan fugaz como lo es un día sin ir al trabajo... es decir, se fue volando.

Pero qué les diré, siempre he tendido a volver a caminar por el mismo camino, por lo que un par de años más tarde, intentamos que nuestra relación funcionara nuevamente. Claro está que de mi parte empecé con el pie izquierdo, ya que aproveché una serie de problemas (que posiblemente eran solucionables, nunca lo sabré a ciencia cierta) que teníamos con mi novia de ese tiempo y así terminé la relación; como siempre utilizando el mismo discurso ya gastado de "no eres tú, soy yo, bla bla bla", logré que la relación llegara rápidamente al ocaso y que, a pesar de todo, quedáramos de amigos (o al menos de NO enemigos).

Así es que en ese momento me encontraba listo para otra nueva aventura... o más bien, para retomar lo que se había quedado inconcluso a mis 16 años y ver si con un poco de agua y tiempo, algo crecía de ese lugar desértico donde había quedado nuestra relación.

Pero antes de ahondar en los detalles que son afines al título del post, quiero comentarles cómo el "destino" (ese malparido) se encargó de conectarnos de nuevo. Resulta que por aquellos años había un sitio similar a fb, un sitio que seguramente todos los que tengamos más de 25 años recordaremos... ese sitio se llamaba Hi5, y básicamente era lo mismo que facebook sin la opción de etiquetar tus fotos, por lo demás era exactamente igual, gente que busca gente y quiere saber qué piensa o qué le pasa a la gente... "shutes" les decimos en mi tierra, y sí, casi todos somos shutes...

Un día me escribió ese fantasma del pasado que les mencioné dos párrafos arriba, y para mi sorpresa me pidió mi número de teléfono. Yo al ver sus fotos, mágicamente me interesó verla, por lo que comenzamos a chatear, no utilizando un Blackberry, sino mediante mensajitos de texto... como se hacía en esos años.

Ella trabajaba como maestra de salsa en el día y por las noches era modelo en uno de esos programas de mala muerte en donde ponen a un par de chavas ricas a moverse mientras un idiota habla burradas al aire. Es evidente que, como el vino, ella había mejorado muchísimo con los años. No me malinterpreten, siempre fue bonita, pero en ese momento quizás se encontró en el punto más elevado de su belleza... en lenguaje coloquial: nalguitas caídas (pero del cielo), chiches 34B y como diría el Bananero, la actitud petera de Paris Hilton.

Así que destiné el viernes más inmediato en el calendario para concertar la tan esperada "cita del reencuentro". Ese día casualmente había tenido una actividad especial en la universidad, por lo que me encontraba utilizando un traje formal negro (mis mejores "garras", como decimos por acá")... horas antes le pedí al profesional de limpieza de automotores (lavacarros) que dejara mi nave como recién salida del concesionario y me encaminé con la mejor actitud al encuentro de la señorita ya mencionada.

A diferencia de mi situación, ella no necesitaba NADA para embellecerse después de impartir sus clases de baile, usando un tight negro, zapatos bajos y una blusa tallada, se veía justo como me la había recetado el doctor.

Es de imaginar que utilicé la famosísima y casi milenaria técnica chapina de seducción.... 8 cervezas y un poco de baile, y todo funcionó a la perfección. Horas más tarde me encontraba haciendo el mágico ingreso a uno de esos hoteles que rentan sus habitaciones por 4 horas... pasó lo que tenía que pasar y luego la llevé a su hogar.

Pero este post no está dedicado a contarles los pormenores de la estadía dentro del motel, sino lo que sucedió después. Como cosa rara, y a diferencia de lo ocurrido años antes del reencuentro, yo realmente me sentía ilusionado por esta bailarina que regresaba a mi vida, así que traté de comportarme como lo que yo creía (en ese momento) que debe ser un buen novio: la llevaba a su casa, la traía, le llamaba, le escribía, etc, etc, etc... y más importante aún, le era fiel.

Y digo le era fiel porque dicha relación floreció sólo un par de meses antes de un viaje de tres meses que realicé a Alemania y donde (como los lectores saben) pasaron una que otra cosita con una que otra mujer de por allá... así que ahí ya había yo roto mi sueño de ser un novio fiel, a pesar de escribirle correos electrónicos y demás cursilerías (y por ilógico que suene, eran sinceras)... mi intento por llevar algo "como Dios manda" había fracasado de mi parte....

Pero el título del post de hoy es debido a que meses más tarde me enteraría yo que la tan mencionada bella bailarina tampoco había cumplido su papel de novia fiel... resulta que a mi regreso una persona me  pasó el "flash" (chisme) de que había visto a la hermosa amiga del baile coquetear con un chavo y que muy posiblemente no sólo había coqueteado sino que había materializado el coqueteo... es decir: me quemó el rancho, me puso los cuernos, me fue infiel.

Por curioso que les parezca, aunque la noticia me entristeció por un momento, consideré que si bien yo no era (ni soy) el mejor de los hombres, sería una bajeza TOTAL reclamarle algo sabiendo que yo tampoco me había comportado como debía. Así que seguí mi relación con la experta en danza por unos días más, hasta que de pronto la relación terminó. Justo por esos días falleció la madre de uno de mis grandes amigos de la infancia y como es de esperarse me encontraba bastante "emocional", así que hice las llamadas de borracho respectivas, en unas quejándome, en otras diciendo que la amaba, etc, etc. Hasta que meses después me enteré que ya era novia del mismo tipo con quién había "coqueteado" mientras yo no estaba.

Seguimos siendo amigos hasta el sol de hoy, pero lo que siempre me llamó profundamente la atención es que ella jamás aceptó que me fue infiel, nunca aceptó que ya había empezado una relación sin haber terminado la mía... cosa que por decoro (y aunque parezca cinismo) yo me he propuesto por reconocer, aunque sea al final de la partida...



Y debido a que nos hemos mantenido en contacto utilizando las redes sociales, hemos logrado que florezca una amistad quizás aún más profunda y sincera que la que teníamos en ese entonces, por lo que me he enterado de varios "obstáculos" que han existido en su vida para lograr la fidelidad deseada... es decir, tampoco ha logrado mantenerse "comiendo del mismo helado" durante su tiempo como mujer "desposada".

La idea principal de esto es que no sólo los hombres somos (o hemos sido) infieles, tanto hombres como mujeres tropiezan también a lo largo de su vida con situaciones que de alguna manera "interfieren" con su (de seguro) sincera intención de mantenerse fieles a su pareja. Y es aún más interesante el hecho que mi pensamiento coincide, al menos en este caso, con el de esta mujer... cuando yo digo que lo que le escribía era sincero (a pesar de serle infiel), lo digo porque es la verdad, es tan real como cuando ella me dice que ama a su esposo (a pesar de serle infiel), lo cual me lleva a preguntar abiertamente: ¿Existe ser humano fiel o sólo existe gente que lo niega u oculta más que otra? o será más fácil encontrarle lados a un círculo...??



Y me lo pregunto porque al menos en mi caso tuve la oportunidad de estudiar con más o menos 150 hombres, de los cuales (y no es por señalar a nadie) hasta la fecha de hoy, no he conocido a UNO SOLO que haya sido verdaderamente fiel a lo largo de una relación, y por otro lado, el hecho de graduarme de psicólogo implica que recibí clases con por lo menos la misma cantidad de mujeres en toda mi carrera... y lo único que puedo señalar es que también son infieles, sólo que cuesta mucho más que lo cuenten. ¿Será que lo único que nos diferencia entonces es la "discreción" a la hora de contar lo hecho?...



miércoles, 11 de enero de 2012

Golden Shower: EPIC WIN by Paqueee



Hace más o menos 8 años, cuando todavía éramos realmente jóvenes (no wannabes), se hizo una de las primeras reuniones de promoción del glorioso colegio de donde tengo el privilegio de llamarme EGRESADO. La reunión se planificó, o más bien la planificaron, en una buena discoteca y con una pequeña pero obligatoria cantidad de dinero se podía ingresar y beber TODO lo que el cuerpo permitiese. Claro está que la planificación de dicho evento no tomó en cuenta que la mayoría de egresados del colegio (en ese momento) no podía (o no quería) pagar tanto dinero (aproximadamente 20 dolarucos), por lo que la fiesta fue un asco, nadie llegó, y cuando digo “nadie”, no me refiero al compañero de promoción que tenía el honor de portar tan distinguido sobrenombre, sino que realmente sólo llegamos como 5 personas (de ciento y pico) al magno evento.

La pari fue así de llena, como la de este ...mbécil

Claro está, yo fui de los que llegó por un breve período de tiempo para después retirarme con todos mis compañeros a la casa de cierto personaje, famoso ya por el sonido de fuzin, fuzin, zin zin que emite cuando, después de 30 cervezas, cree que ha evolucionado a Wolverine (Guepardo).

Cuando llegamos, luego de una corta parada técnica en McDonald’s, habían otros amigos de Wolverine en la casa, gente que no conocíamos y, por lo tanto, nos provocaban desconfianza. Yo me comí la hamburguesa como que no había mañana e ingresé al ya mencionado recinto para encontrarme a un tipo que jamás había visto en mi vida, con una botella de tequila en la mano, un vasito plástico en la otra y una pregunta que siempre recordaré: ¿vos tomás tequila o no?

Claro está que en ese momento no quise decirle que le tengo pánico al tequila y sinceramente tampoco soy muy diestro para ingerir dicha bebida embriagante. El punto es que mi respuesta fue lo más chapina (guatemalteca) posible: “Awuevos” (que significa “sí”).

Terminada la respuesta, el energúmeno que sostenía la botella se dio a la tarea de llenar el vasito de diez centavos con, por lo menos 4 onzas de tequila. Por supuesto que siendo el hombre que soy, imaginé que sólo estaba fanfarroneando y que ese trago seguramente iba a tardar por lo menos unos 20 minutos en ser ingerido. Craso error, estaba totalmente equivocado, el desconocido individuo tomó el vasito y se terminó su contenido en poco menos de tres segundos, después llenó el recipiente con una cantidad comparable a la que había tomado y  me dio dicho contenedor en mis manos con unas simples, pero aterradoras palabras: “te toca”.

En ese instante me dí cuenta de la situación, estaba frente a un chatío que tomaba tequila y no hacía caras cuando lo tomaba, por lo que era caso perdido siquiera tratar de hacerle competencia.

Tomé mi medio vaso de tequila, hice las caras que seguro podrán imaginarse y luego me dí cuenta que el tipo no sólo era superior a mi en sus capacidades de ingesta de alcohol por minuto, si no que también carecía de garganta, ya que a los pocos segundo de que logré terminarme el vasito, me lo arrebató de la mano y estaba a punto de servirse de nuevo cuando le dije: “sabés qué, esperame un momento, quiero que chupés (bebás) con alguien que conozco”.

Esto quería el chatío... pero jaaa, joke`s on you !! FUCKER!!


Como se imaginan, mi orgullo estaba totalmente lacerado con aquel brutal despliegue de capacidad chupística, por lo que decidí llevar a mi “gallo” al palenque y que se mataran entre titanes.

Cuando encontré a mi ya mencionado “gallo de pelea” (un gran amigo que responde al orgulloso y ya legendario apodo de SIX PACK – o simplemente “negro”, o Paqueee, o su apellido, que se parece a todas las anteriores –exceptuando el color), le dije con un semblante de niño marica y asustado… “vos, tenés que botar a un hijo de puta que me acaba de humillar, me humilló negro y lo tenés que hacer mierda”…  (qué cobarde, yo lo sé).

Mi gran amigo, que en ese momento se encontraba comiendo una hamburguesa, dio un último mordisco a su merienda y me acompañó tranquilamente. Mientras caminábamos me hizo algunas preguntas estratégicas como: ¿qué toma?, ¿se ve cabrón?, ¿es coche?... etc.

Le expuse que no se veía muy hábil, pero que se había tomado el tequila cual caballo tomando agua pura. No cabe duda que a todos los bolitos les (o nos) gusta enfrentarnos a alguien con habilidades “chupísticas” comparables, por lo que se fue evidente que desde que se vieron fue como que reconocieran en el otro al oponente perfecto, así empezó la contienda.

Como todos sabemos, la situación económica de aquellos días sólo daba para comprar guaro del más barato, y en esa fiesta habían poco más de 8 botellas de la peor calidad conocida por el hombre.

Estoy seguro que alguno dudará de la fidelidad de mis palabras, pero citando a Ethan Hawke en Great Expectations (1998)…”I'm not going to tell the story the way it happened. I'm going to tell it the way I remember it.”…así que yo no contaré las cosas como sucedieron, las contaré como yo las recuerdo.

Empezó la contienda con muchos tragos como los toman los varones, con mucho guaro y sólo unas gotas de “mixer” (mezclador, como coca cola o 7up) para dar color. Para sorpresa de todos los que apoyábamos (y aún apoyamos) a Six Pack, el otro tipo era verdaderamente una máquina para tomar… parecía que nada le afectaba, y trago tras trago fue pasando el tiempo y al cabo de un par de horas ya eran seis botellas las que se encontraban sin propósito para existir (vacías), otra cosa que nos admiró fue que el negro ya estaba preocupado, se levantó de la mesa que en ese momento estaba rodeada por unos 15 observadores y me dijo “no cae Zippo, está sobrio y yo ya estoy bolo (borracho), no cae”… Yo, como es de esperar, hice lo que cualquier hombre sensato hubiera hecho, le dije que ya no tomara más por su salud….. NOOOOOT, en realidad le dije, “¡vos podés papaito, entrá ahí y lo matás, matalo!”…

Me sentí como diciéndole 
"Get up you son of a bitch, cuz Mickey loves you"
ONE MORE ROUND

Como diría Arjona: “el niño llorón y lo pellizcan”. El gran Six Pack (que por cierto, fue Rey Chelero y Rey Chara de la Universidad de San Carlos), tiró el cigarro que se fumaba en ese momento y, armado de valor, dijo: “ya sé lo que voy a hacer, ahorita cae porque cae”. Se regresó a la mesa y cambió las reglas del juego, como ya sólo quedaba media botella y el tipo no tenía ningún problema con tomársela pura, el negro le dijo que tomarían un vaso puro cada uno, y que después debían tomarse una cerveza a fondo, lo cual culminaría la jornada y debía de haber vencedor o bien, se tomaría como un empate si ambos completaban el reto. Así lo hizo ante la mirada atónita de todos los presentes, tomó su vaso plástico hasta el copete con el líquido de freno que hacía las veces de guaro y no lo bajó hasta que no quedó gota alguna dentro del mismo. Luego tomó la cerveza, la abrió y se la terminó en unos 5 segundos de magia.

El enemigo entonces tomó su vaso y empezó a beber, ciertamente daba miedo la forma en que parecía exageradamente sobrio después de haberse tomado unas 7 botellas entre él y el negro. Cuando iba por la mitad del vaso, se detuvo por un segundo y luego continuó hasta terminar.

Después prosiguió con la chela, pero luego de tres tragos se detuvo, y para la alegría de todos, bajó la lata sin habérsela tomado. En ese instante se oyeron los gritos eufóricos de todos los que apoyábamos a Six Pack y un estruendoso “Ohhhhhhhhhhhhhh” invadió el ambiente de la casa y, posiblemente de toda la colonia en donde nos encontrábamos. Increíblemente después de bajar la cerveza a medio terminar, el tipo perdió el equilibrio, botó algunos vasos y cosas que estaban en la mesa y se cayó al suelo mientras intentaba comunicarse utilizando el idioma del “bolito” en mi país: los balbuceos.

La algarabía tardó un par de minutos y sinceramente la historia podría terminar en el párrafo anterior, pero no tendría concordancia con el título del post. Así que continuemos.

Después de la escenita de la mesa y balbuceando un poco, el ya vencido adversario logró incorporarse para luego dirigirse al baño, es de suponer que hizo un desastre en el baño y cuando lo echaron de menos (su porra, porque nosotros no) lo arrastraron hacia un colchón que amablemente había prestado uno de los participantes de la velada y lo dejaron ahí.

A los pocos minutos la espina de la humillación recibida por el desconocido, sumada a las 14-15 cervezas que invadían mi cerebro me hizo dirigirme al cuarto en donde yacía como un cadáver el abusivo bebedor. Al verlo noté que había ensuciado el colchón, por lo que llamé al cuarto dije al dueño del colchón… “puta vos, realmente qué mal… vos tan de ahuevo prestando los colchones para la mara y este cerote ensuciándolos vos, yo que vos lo pateaba”, acto seguido hice (sólo) el ademán de patearlo en los pies, eso fue suficiente para que el dueño de los colchones imitara mis actos y lo pateara por unos dos minutos.

Debí retirarme,  ya había logrado que lo patearan y que lo vencieran bebiendo. Pero no era suficiente, fue un acto cobarde y totalmente malataza, estoy consciente, pero no pude evitarlo, llamé al vencedor de la contienda y le dije “vos, este pisado me humilló y te faltó el respeto a vos, a este hp (hijueputa) hay que mearlo vos, YO lo voy a mear”. En los pocos segundo que tardó mi amigo en decirme que no, yo ya me encontraba en la finalización del proceso que convierte a la cerveza en una bebida diurética, así que sin mayor problema, Six Pack contribuyó a la “broma” (malatazada, en realidad) de bolos y lo dejamos “un poquito” húmedo.

Cuando ya habíamos terminado, el dueño de la casa (Wolverine) se dio cuenta que estábamos en el cuarto con el cadáver así que casi bota la puerta para impedir que le hiciéramos algo (según él). Cuando abrimos le explicamos que el bolito se había orinado y que estaba bien, sólo estábamos cuidando que no le pasara nada, salimos y continuamos con nuestra vida.

Con el tiempo todo mundo se enteró que lo habían orinado y le colocaron el nombre de GOLDEN SHOWER, nosotros negamos lo sucedido (como hace un varón) hasta el día de hoy, en donde revelo los detalles. SÍ, LO MEAMOS.

Cómo pasa el tiempo. Hoy tanto Wolverine como el bebedor vencido (y orinado –Golden Shower) son médicos y cirujanos. El gran Six Pack está a pocos meses de ser Ingeniero y trabaja en un prestigioso lugar y yo, su seguro servidor soy Psicólogo, ¿quién lo diría, no?

Espero que hayan disfrutado de la patoaventura del día de hoy, recientemente he estado recordando algunas vivencias que no forman parte del blog (aún) por lo que pueden estar seguros que pronto habrá más, me despido deseándoles éxitos en todo y sexo lo más seguido posible.

El lobo, hasta la siguiente transmisión. Cambio y Fuera.




viernes, 6 de enero de 2012

Los "conectes" de Facebook



Hola gente, el día de hoy les quiero contar algo que me pasó hace algún tiempo y que no había tenido la oportunidad de compartir con todos ustedes.

Resulta que hace unos años (pero no tantos porque ya había facebook) conocí a un cuate (amigo) muy buena gente que, entre sus amigos de fb tenía miles (y no miento), miles de chavas de todas las edades, a quienes seguramente mi cuate les parecía atractivo y él fantaseaba con llegar a conocerlas algún día.

Cuando supe de su pasatiempo y que algunas de estas mujeres vivían en países como España o USA, le dije a mi amigo que me parecía completamente inefectiva su táctica de conocer mujeres "cibernéticas". Aunque la verdad sea dicha, él no tenía clavo (problema) para conectarse (ligar, salir) a la mayoría de las chavas que lo rodeaban en la vida real.


A esta conversación se sumó un comentario de él, en donde viendo un perfil de fb me contó que esta chava en particular SÍ la conocía, pero que era la típica chava con aire en la cabeza y una chancleta atravesada de oreja a oreja. La chava no se miraba nada mal y aunque siendo completamente honesto con ustedes yo le hubiera dado un 6, también es de mencionar que las fotos no le favorecían mucho. De cualquier manera yo ví un potencial en ese perfil de fb y procedí a añadirla a "mis amigos de fb", luego de añadirla comenzamos a platicar y platicar, me dio su número de teléfono y me dediqué a lo que jamás ha sido mi fuerte: mantener pláticas largas por teléfono (mensajes, llamadas, etc.). Nota: por algún motivo siempre he presentado algo de resistencia ante tales situaciones como platicar por mensajitos, msn, etc.

Yo juro que así son la mayoría
de chavas que conozco... lo juro.

Yo había oído de otros cuates que lograban conectarse chavas en el fb y personalmente siempre había tenido cierta fascinación con la idea de conectarse a alguien usando tan inútil herramienta para la sociedad (como lo es fb).

Para no alargarme demasiado un día de tantos le dije que si quería ir a comer, ella me preguntó a dónde y, como ya es de costumbre en estos casos, yo contesté "donde tú quieras". Claro está que ella dudó un poco ante la situación y luego de presionarla un poco, accedió a salir conmigo esa noche.

Para qué les miento, yo estaba muy nervioso, por una parte visualicé que si ella estaba muy fea pues habría perdido mi dinero alimentándola, pero si ella estaba muy bonita era probable que tampoco tuviera mucho chance de lograr algo, por lo que le pedía al cielo que fuera término medio tirando a 8 para que mis probabilidades fueran altas. Cuando la vi la verdad no me impresionó, tenía una de esas chumpas (jackets, chamarras, chaquetas) que tienen pelos en la parte de adentro (sí, yo sé como se escucha eso, pero qué puedo hacer si así son) y la verdad le quedaba tan perfecta (para cuando nieva) que no me dejaba apreciar si valía o no la pena gastarme mi salario en emborracharla y darle de comer con la esperanza de obtener algo a cambio.

Así que, como muchas cosas en mi vida, fue un acto de fe. su cara era suficientemente bonita para mantenerme interesado en lo que había debajo del animal muerto que alguna vez caminó esta tierra y hoy debía conformarse con cubrirla del frío.

Fuimos a varios lugares que, gracias al cielo estaban cerrados (porque son carísimos) y terminamos en un restaurante llamado "Los Cebollines" que, aunque su nombre no sea muy famoso (fuera de Guate), en realidad vende rica comida y está bastante lejos de algo "barato" en cuando a los precios. Al llegar ella dijo que no tenía mucha hambre por lo que sólo pediría un queso fundido, yo por mi parte pedí el más grande que tenían para comer también de esa porción y acompañamos el queso con dos cervezas Corona. Después de terminadas las cervezas pedí otras dos, y ella no muy convencida se tomó la segunda cerveza y me dijo que ya no quería más. En ese momento yo ya estaba ilusionado, tanto que en mi mente soñaba con un feliz término de la noche, por lo que le dije que tenía ganas de un tequila, lo cual era una mentira ya que los que me conocen saben que rara vez tomo tequila, lo dije porque quería que ella se lo tomara y pensé que se sentiría mal dejarme a mi sólo con el brindis, lo cual dio resultado y al cabo de unos minutos teníamos dos shots de tequila listos para deshacer nuestro esófago en cualquier momento.

No bebimos el tequila y convenientemente el mesero se acercó y dijo que dentro de unos minutos cerrarían el restaurante, por lo que nos retiramos y ya de camino le pregunté si quería ir a mi casa a tomarse algo. Ella dijo que sí, así que hice una parada técnica en Súper 24 (que es algo tipo Seven Eleven, o una liquor store) y compré bebidas de chava para ella (tipo VIP`s) y unas cervezas para mí.

Al llegar a mi casa nos sentamos a beber mientras platicábamos de todo un poco, el amigo que les comenté al inicio me había hecho saber que ella practicó ballet durante algún tiempo, por lo que decidí abordarla por ese lado, pidiéndole que hiciera algunos pasos para mí (aprovechándome, claro está del alcohol que habitaba en su líquido cefaloraquídeo). Al parecer el inmenso abrigo no le dejaba realizar los pasos de ballet adecuadamente por lo que decidió quitárselo, en ese instante SUPE Y ENTENDÍ que Dios estaba de buen humor cuando decidió colocarle todas las partecitas de su delicado cuerpo. De arriba era mínimo un 9 y de abajo era mínimo otro 9, por lo que la nena se situaba globalmente en un respetable 9 !!!

No tenía muy claro cómo hacer para acercarme a ella y propiciar un momento de esos Kodak, así que pensé algo totalmente ridículo (pero que funcionó, al menos en esa ocasión... ) y decidí pedirle que bailáramos, ella accedió y al término de los siguientes diez minutos ya estábamos "en algo". Nos besamos por un momento en el comedor de mi casa y decidí bajar mi mano algunos centímetros, fue en ese instante en el que sentí un movimiento rápido de su mano y pensé que por lo menos no iba a dejarse manosear por un desconocido... pero me equivoqué, en realidad movió rápidamente su mano para levantarse por completo la blusa... gracias al cielo por el tequila y las chavas que lo toman.

Hell Yeah !!!

Ahí estaba yo, completamente perplejo, feliz e impresionado por la situación que facebook había hecho posible. Luego del comedor vino la sala, después la lavandería y terminamos en el cuarto de servicio. No les mentiré, no fue algo idílico ya que ella padecía de lo que me gusta llamar "subibaja decisional". En un momento me decía "no, mejor no" y yo con un poco de pena me detenía por la "luz roja", pero después ella decía "pero es que es tan rico" y me daba "luz verde" por otro momento. Así que fue un sí que no pero tal vez, que nos llevó de lugar en lugar, hasta que en el cuarto de servicio ya dejó de lado sus indecisiones y se dedicó a otros asuntos más placenteros con su boca y resto del cuerpo.

Después de todo se vistió y vino un momento incómodo, decidí llevarla a su casa y en el camino el ambiente se puso rarísimo, me hablaba de que apenas nos conocíamos, que ojalá yo no fuera a pensar cosas malas de ella, que ella no era así por lo regular, que no sabía qué le había pasado, que primero debíamos de salir y conocernos, bla bla bla. Por suerte no había muchos automóviles en la calle, así que llegamos bastante rápido a su casa, me dio un beso y me dijo "noches niño", a lo que yo respondí "noches niña" y segundos después aceleré mi vehículo para salir de ahí lo más pronto posible.


THAT´S WHAT SHE SAID !!

Dejamos de hablarnos en el fb por algunos días y después noté que ya no me escribía nada, más bien pude ver que otro chavo cibernético era ahora el objeto de su afecto, por lo que hice un acto de despecho (o de curarse en salud) y borré su número del teléfono. Increíblemente a mí como que me tocaron de las que no hay, porque a los tres meses como máximo me metí a su fb sólo para constatar que ahora era recién casada. Bueno, creo que esa es una manera moderna de tener las "despedidas" de soltera.

Señores, espero hayan disfrutado de este post y espero sus comentarios. Ya ven, ahora usen sabiamente su fb, nunca se sabe si algo va a picar en el inmenso mar de perfiles.

Se despide de ustedes el lobo, hasta la próxima transmisión.... y siempre recuerden, como diría el famoso y sabio Stifmeister... LOVE LIFE, GET PAID AND GET LAID !!!


domingo, 25 de diciembre de 2011

La Súper Minisecre





Señores, los dejo con un post que prácticamente terminé pero nunca subí hace algunos meses, espero les guste:

Qué tal compañeros y compañeras revolucionarias. Les saluda su viejo amigo “el Lobo” desde las lejanas pero accesibles tierras de los casados y padres de familia. Hoy tenía varias cosas qué hacer, es el festejo de cumpleaños de uno de aquellos que no necesitan genética para estar estrechamente relacionados a mi vida, es decir… UNO DE MIS MEROS BROTHERS, pero debido a situaciones ajenas a mi buena voluntad, no me es posible asistir a tan magno evento.

También podría estar degustando una bebida espirituosa a la par de la piscina en el sacrosanto lugar llamado Puerto de San José, específicamente en la ya legendaria casa de Syd (el perezoso)…
Pero no, es evidente que ni estoy en el festejo de uno ni en la casa de otro. Más bien me encuentro en una cama con arreglos color rosa y a punto de empezar a ver una película SUPER gay como “A little bit of Heaven”.

A punto de iniciar dicha película en mi bella y nunca comprendida MacBook estaba, cuando una llamada me interrumpió y en parte de la charla recordé una de las tantas aventuras que acontecieron en tiempos pasados pero que aún es posible recordar como si hubieran pasado ayer…

Como algunos saben, hace menos de un año cambié varios caminos de la vida… me gradué de la universidad, me casé y meses después me convertí en papá. Creo que no es necesario hacer énfasis en el más que obvio (y drástico) giro que dio mi vida, pero metiéndonos en una máquina del tiempo, podemos regresar hasta hace algunos años, cuando aún era estudiante de Psicología y, por consiguiente, estudiaba con casi 40 chavas, por supuesto que no todas bonitas, tampoco crean que estudié en el colegio de la novela Revelde, ni mi clase era la 406.

El punto es que en una de tantas clases, estuve con una compañera bastante atractiva. Quiero que por un momento se la imaginen, era de las clásicas secres (secretarias) ricas que todos los días le hacen ruedo a su falda más corta; usaba medias negras y blusas con escotes perfectos, aunque es posible que sus glándulas mamarias (chiches) estuvieran un poco caídas…. Pero del cielo.

Al momento de conocer a esta muy bien dotada compañera de clase yo me encontraba sin trabajo, recién había regresado de un viaje de 3 meses y mi señora madre se encontraba en nuestro norteño país vecino visitando a mi hermano y su respectiva familia. Por lo que no tenía que levantarme temprano o llegar a cierta hora, simplemente podía hacer y deshacer a mi antojo, así que en esos momentos me empeñaba en mantener una imagen del típico pendejo que sólo se la pasa buscando donde hay güaro y desvelándose todos los días, aunque he de confesar que la verdad esa imagen me quedaba de perlas y yo me encargaba de alimentarla diariamente con al menos 10 cervezas en el muy conocido lugar de reuniones landivarianas llamado REDUCTO.

La idea es que casi diariamente yo hacía comentarios a la clase de “¿qué va haber hoy?, ¿salimos?, ¿vamos a…?”, y especialmente le hacía estos comentarios a esa compañera de minifalda. Era casi una rutina saludarla, verle todas sus bien formadas curvas y luego invitarla a salir, ella siempre me decía que no podía porque no la dejaban salir entre semana o se inventaba cualquier pretexto. 


Así pasó por varias semanas, hasta que un día me dio la sorpresa del semestre, resulta que mi amada pero mediocre Selección de fútbol iba a jugar en la noche y viene “Juan Caballo” (yo) y le dice que por qué no me acompañaba a mi y unos amigos a ver el partido. Resulta que ese día por algún motivo que desconozco sí tenía permiso de salir (o ganas), por lo que su respuesta fue “bueno, a dónde vamos”.
Era un momento crítico de la vida, tenía que llevarla a un lugar, ver el partido, quedar bien y tratar de hacer mi movida al final de la noche; a decir verdad no suena tan difícil, el único detalle era que:

1. No tenía con quién ir a ver el partido, sólo le estaba fanfarroneando
2. No tenía ni un centavo en efectivo
3. Tampoco tenía gasolina


Selección de mis amores, siempre me partiste el corazón.


Los primeros problemas los resolví rápidamente , que Dios bendiga las tarjetas de crédito… llamé a un primo para que llegara a donde estuviéramos y dijera que “los demás habían cancelado”, por supuesto que todo lo que consumiera mi querido primo pues sería a costillas mías y cargado a mi tarjeta de crédito, hasta ese momento no le encontraba dificultad alguna a la situación.

Cuando le pregunté a  la chava esta que a dónde quería ir a ver el partido, cometí un error garrafal, le dije que ella podía elegir. Ella, muy inteligentemente, me dijo que había un bar muy bonito que no se llenaba en la zona 10 (la zona más concurrida y de fiesta de Guatemala), yo accedí y casi me da un infarto cuando me dijo que dicho “barcito” estaba situado en el interior de un hotel 5 estrellas, por lo que se pueden imaginar los precios de ese mal llamado “barcito”.

Como todo buen fanfarrón que cuenta con una tarjeta de crédito en dolarucos, fingí conocer el lugar y le dije que me parecía una excelente idea. Cuando llegamos al bar, a la “secre” se le ocurre pedir un Whiskey Etiqueta Negra Doble en las rocas, ya que no me quedaba otra alternativa, me sentí como James Bond pidiendo dos de esas escasas pero carísimas bebidas (claro está que ni yo era Pierce Brosnan, ella tampoco era Halle Berry y pedimos Whiskey en lugar de un Vodka Martini con dos aceitunas). Mi primo fue un poco más considerado conmigo y se atacó 3 ó 4 cervezas nacionales (pero igualmente caras) y la noche transcurrió sin sobresaltos… con excepción del momento en que pagué mi parqueo y el de mi primo, que sin mentirles me costó como 30 dólares entre los dos. La “secre” de minifalda repitió el pedido de whiskey para los dos mientras yo en mi cabeza hacía números de todo lo que le tenía que hacer bajo la oscuridad de la noche para que de alguna manera valiera la pena mi inversión.

Cuando salimos del lugar, herido por la cuenta me sentí obligado a cobrarme con algunos besitos, ella respondió bastante bien y me dijo algo al oído que jamás olvidé, cuando le estaba besando el cuello y mis manos luchaban por no parecer más patán de lo que por naturaleza soy, me dijo: “no empecés algo que no podés terminar”. Fue como que al sordo se lo hubiera dicho. En ese mismo momento saqué mi repertorio de frases persuasivas pero a pesar de mis mejores esfuerzos no logré retenerla por más tiempo, así que esa noche me fui sólo con el sabor de su secretarial boca en mis labios y con como 175 dólares de deuda…

Recuerdo que eso pasó un jueves, el viernes no tuve clase con ella y el sábado se me ocurrió ir a comer unos de los famosos “shucos del Liceo” (Hot Dogs) con mi primo; como a eso de las 12:00 me llamó por teléfono y me dijo que tenía ganas de verme… obviamente ya a ese nivel era casi imposible decirle que no, como dicen en mi pueblo: “si ya te measte… cagate”. Así que la invité a acompañarnos como una comensal más en el famosísimo lugar de shucos y luego se me ocurrió que fuéramos a mi casa por un par de tragos.

Paramos a comprar provisiones a lo que en ese momento era Híper Paiz (hoy Walmart) y ella se ofreció a pagar por las “boquitas”. Por supuesto que de boquitas eligió nachos con queso y para beber a la señorita se le antojó una botella de Jack Daniels que nuevamente cargué a mi ya afectada tarjeta de crédito.
Llegamos a mi casa y  mi querido primo se ocupó de beberse casi media botella en lo que nosotros preparábamos los nachos. En mi mente sólo existía un pensamiento: “Probá, lo peor que te puede decir es NO”.

Y así lo hice, cuando estábamos en la cocina nos besamos por unos minutos y cuando le besaba el cuello con la esperanza de ganar un poco más de acción me repitió las palabras de dos noches antes: “no empecés algo que no podás terminar”, fue la misma frase, pero el escenario había cambiado… En ese momento se dio una conversación algo así:

Yo: por supuesto que puedo terminar lo que empecemos en este momento.
Ella: Cómo vas a creer… y tu primo?
Yo: Mi primo está bolo y ahorita le digo que sólo vamos a buscar algo arriba y bajamos, no te preocupés por él. (Claro está que en un momento de descuido yo ya había alertado a mi primo y le había dicho que si miraba que nos desaparecíamos que no se le ocurriera interrumpir)

Así que subimos las gradas a mi cuarto y llegamos a la cama, nos besamos por pocos minutos y me susurró otra frase (que luego se volvería famosa): Qué me querés haceeeer…, a lo cual yo respondí “de todo” y me respondió “noooo, qué me querés haceeeer”, para este momento ya pueden imaginarse que tampoco era muy normalita de la cabeza mi estimada “secre”. Así fui contestando todo lo que se me ocurría hasta que por fin se calló y empezó lo bueno. Me dirigí a cerrar la puerta de mi dormitorio y, aunque suene imposible, el tiempo que me tomó llegar de la cama a la puerta para cerrarla con llave fue el mismo tiempo que a ella le tomó quitarse el pantalón; cuando me dí la vuelta me sorprendió que ya estaba casi sin ropa y con la actitud PETERA de Paris Hilton (como diría el Bananero).

Valió la pena cada centavo que “invertí” en los tres días que llevábamos de “relación”, la tipa se portó al cien,  después de haberme cobrado por un par de horas ella se levantó y con las palabras más fuera de lugar de la historia me dijo: “bueno mi amor, me tengo que ir porque me pueden regañar… no me he ido y ya te extraño, bye”. Cosa tan terrible no había escuchado en la historia (y eso que he escuchado varias). Pasó así el día domingo y los mensajes de texto entraban y entraban… “hola nene”, “te extraño”, “cuándo te veo”, etc., quién iba a decir que mi “secre” iba a resultar toda una stalker. 

La tarde el domingo me fui de farra con un familiar y su novia y para no hacerla cansada, desperté el lunes con una “goma” (resaca) intratable, inaguantable e insufrible. Como a eso de las 9 de la mañana sonó y sonó mi celular, como ví que era mi nueva stalker no le contesté, a los minutos volvió a sonar el teléfono de la casa y fue el guardia de la garita quien me informó que había una señorita que quería ingresar al condominio. Por supuesto que le dije que la dejara pasar y cual sería mi sorpresa al verla en mi puerta con una bolsa de McDonald´s y una flor (Gerbera). Me sentí cual mujer cantineada… recibí la bolsa y con el desagrado de mi cuerpo hice el sacrificio de comerme el McMuffin para no herir sus “sentimientos”.

A los días me dí cuenta que las cosas iban muy del lado equivocado y endosé a mi muy bella “secre” a uno de mis amigos que se moría por una con sus habilidades minifaldescas.

Nota: ahora que lo pienso (años tarde, como siempre), esas actitudes (de los mensajes), no son tan malas después de todo, simplemente uno no los aprecia como debería. Así como no apreciamos la luz hasta que nos toca estar en un lugar oscuro, lo mismo pasa con esos “detallucos”.

Bueno mis estimados lectores y lectoras, ha sido un placer regresar a sus pupilas después de tanto tiempo ausente. Ya es costumbre que les prometa posts más seguidos, pero esta vez sólo me comprometeré a escribir cada vez que pueda. El lobo OUT.


domingo, 12 de junio de 2011

Feliz año.....Feliz vida




Saludos gente bella que hoy, con casi 7 meses meses de atraso luego de recibir el año nuevo, regreso para contarles a aquellos que se toman el tiempo de pasar por esta casa de habladas, lo que en año nuevo aconteció para éste, su humilde servidor.

Les quiero contar que para recibir el 2011 hice algo sin precedentes, por fin puedo decir que conozco el lugar que inspiró a la banda R.E.M a escribir la canción "Flowers of Guatemala". Sí, estoy seguro que no tienen idea que existe una canción con ese nombre, así que los invito a "googlearla" y a imaginarse la incomparable belleza que debieron haber presenciado los autores al admirar estupefactos al lago más hermoso del mundo... Atitlán, bueno, al menos así me dijeron mis amigos.... que por supuesto que son conocedores en el tema, que el lago de Atitlán está catalogado como el más bello del MUNDO !!!


Los planes para el viaje empezaron algunas semanas antes de la citada fecha, entre los esfuerzos para conseguir el dinero y una que otra borrachera intermitente se fue armando el magistral trip que terminó siendo el año nuevo 2011. Finalmente la mitad de los viajeros zarpó el 30 y la siguiente mitad (yo plus one) el 31 de diciembre. El camino hacia Pana me pareció bastante pintoresco, desafortunadamente parte de lo interesante del viaje es observar a niños pequeños que, en pequeños grupos, se paran al lado de la carretera y agitan sus manos alegremente al ver pasar los automóviles... la verdad es que al principio llaman la atención por ser un espectáculo "bonito", pero después pasa uno a darse cuenta de que en realidad lo que los niños hacen es suplicar a algún desconocido que pasa en su vehículo que se detenga para darles dinero, o bien se los lance desde su ventana (como lo hacen muchos copilotos y conductores). Es verdaderamente triste observar a los niños realizar tal acción mientras que los padres de algunos de ellos están en sus champas esperando el fruto de dicho maltrato infantil.

Pero bueno, después del anterior desahogo, les comento que el viaje de ida fue bastante bueno y sin mayores contratiempos, lo cual nos permitió llegar a eso del medio día al hotel que sería nuestro hogar por las 48 horas siguientes.

Inmediatamente después de llegar nos dirigimos a la famosísima (y en ese momento para mi, desconocida) calle Santander, en donde se encuentran los mejores puntos de reunión nocturnos del lugar y en donde obviamente se encontraban ya nuestros amigos degustando de algunas cervezas en cuanto esperaban el arribo de una deliciosa pizza fabricada en un ambiente muy al estilo chapin (o sea, en una caseta con un par de mesas plásticas). Ahí nos detuvimos por poco más de una hora para luego regresar al hotel y hacer el respectivo feedback de lo que había acontecido en el trip durante nuestra ausencia.

Nada fuera de lo común se nos fue comunicado, todo el mundo con una "goma" (resaca) horrible y un par de frases de "ya no vuelvo a chupar" (...beber) que no pueden faltar en ese tipo de conversaciones. Al rato ya todo mundo se sentía un poco más relajado, hidratado, descansado y listo para emprender nuevamente el viaje en Tuc-Tuc (ver fotografía) hacia la ya mencionada Santander...

El "pary" estuvo alegrísimo, con grupo en vivo, cervezas en abundancia y un par de botellas del licor más fino del mundo (Ron Extra Light), la noche estuvo buenísima... todos bailamos y saltamos como que no había mañana mientras esperábamos que el reloj señalara el momento "exacto" en el que se daba inicio al 2011. A todo el alboroto y alegría se le sumó el show de la noche del "gato y el ratón", en el cual veíamos como un cazador furtivo con desayunarse a una delicada (pero muy astuta) gacela que mostró más bien dotes de fina felina al esquivar los ataques del semental de la manada... bueno, para no confundirlos vimos como batearon a un "cuate" que es más chucho que los "pastores mayas" (perros de la calle), fue tal el espectáculo que pasamos varios días recordando y riendo de aquella noche en la que vimos como torearon a nuestro pobre semental.

 Aquí podemos observar a la "gacela" y al "cazador"...
Se podría decir que fue por lana y salió trasquilado... jajaja

Al día siguiente nos levantamos todos un poco lastimados por la noche anterior, especialmente nuestro "cazador", el cual se levantó con el ego un poco herido (pero no de muerte) por lo ocurrido la noche anterior y dispusimos desayunar en el hotel... en realidad nadie comió porque el servicio era malísimo y nunca llevaron la comida, así que decidimos comer sopas instantáneas y otros cerveza de desayuno.

En mi caso me quedé con los que decidieron ir al jacuzzi un rato y luego ir a comer a un lugar llamado Sunset. Llegamos como a eso de las 4:30PM a ese restaurante y la verdad no creí que tuviera nada de especial hasta que media hora más tarde comprendí el por qué de su nombre: Sunset (puesta de sol). El paisaje era idílico, con una pequeña lancha cruzando el lago, millones de colores naranja, amarillos y rojos que impactaban nuestras córneas mientras a su vez eran reflejados por el agua... y un grupo de garífunas tocando música muy latina y agradable... Fue un momento tan especial que a uno de mis amigos casi le dio por llorar de la felicidad y, para ser sincero y a riesgo de sonar cursi (bueno, un poco más), extrañé de sobremanera a mi novia, con quien ese paisaje hubiera estado completo para una postal en mi memoria.

 Al que no le guste esta vista... no le gusta nada

A pesar de la preciosa vista, según las mujeres que estaban presentes, la comida estaba horrible. Y hago énfasis en que fueron las féminas que tomaron dicha postura ya que según mi amigo y yo, la comida estaba bastante buena,  escasa pero buena. Luego del restaurante nos dirigimos nuevamente a la Santander en donde nos encontramos con la otra mitad del grupo en condiciones envidiables, o sea en buen chapín.... triple a moronga (borrachísimos); nos unimos un rato al festejo y la verdad la pasamos bastante bien, como ya es de costumbre nos tomamos algunas bebidas espirituosas y después nos dirijimos a nuestro humilde apartamento...

Al día siguiente no sucedio nada extraordinario más que nuestra escenita de malas copas cuando llegamos a "acaparar" el jacuzzi del hotel, como que todos hubieran sido parientes de Flash, rapidito, rapidito tomaron los padres a sus hijos y se desaparecieron del lugar cuando comenzaron a escuchar el precioso léxico que todos compartimos y las patoaventuras de las noches anteriores.

Luego de descansar por un par de horas decidimos volver a la realidad capitalina, sin trabajo y sin dinero... pero contentos, como buenos chapines que somos.

En resumen y para no hacer más largo el cuento de lo que ya es, para el fin de año nos la pasamos muy bien, algunos con mucho dolor de cabeza por el exceso de "festejo" y otros con el ego un poco adolorido... pero en fin, la pasamos muy  bien y, sin duda alguna, jamás olvidaré ese viaje, por la compañía, por la fregadera, por la alegría y una que otra lágrima que se derrama por el efecto del alcohol (porque los hombres nunca lloramos... ja ja ja). Salud por pana y por los que estuvimos en ese pedacito de cielo recibiendo el 2011 !!!! Y a los fieles seguidores, disculpen que ya no suba "tan seguido" los posts, pero prometo que seguirán saliendo... sólo manténganse en sintonía ;-)


... y mi camisa dice "Todos los días amanezco guapo, pero hoy EXAGERÉ"

SALUD !!

lunes, 13 de septiembre de 2010

¿Fidelidad o Sólo Apariencia?



Qué tal amigos y amigas, hoy la verdad es que debería estar preparando una parte de mi tesis y trabajando en algunas cosas de mi práctica supervisada, pero para ser honesto simplemente no estoy de ánimo, así de me dedicaré a escribir algo que, con suerte, ustedes leerán en algún momento de ocio del día.

El cumpleaños de un compañero está muy próximo y me mencionaba su interés por realizar una compra con motivo de su natalicio, claro está que dicho deseo adquisitivo no me interesaría... ni mucho menos me inspiraría a postear algo, pero digamos que lo que mi amigo desea para su cumpleaños es un servicio de naturaleza "carnal".

Para los que aún no me han entendido, desde hace algunos meses esta persona ha estado monitoreando los anuncios de "chicas" (putas) en el periódico, y desea adquirir un servicio tan antiguo como la humanidad misma, los precios varían entre 30-70$ dependiendo de la "calidad" del producto, por supuesto que hay mucho más caras, pero este cuate está interesado en ese rango de precios. Según parece, él se decidirá por 50, ya saben que, por lo regular uno elige lo de en medio (jaja, en especial en este caso).

El punto de este post no es hablar de la aventura personal de este varón, sino ahondar en un tema que para las mujeres es CRUCIAL: la fidelidad... chan chan chan channnnn...

Y quiero hablar acerca de este tema porque he conocido a muchas personas que poseen definiciones de "fidelidad" un tanto incompatibles, un amigo koreano por ejemplo, establecía que si sólo habían besos y le tocaba los pezones a una mujer, estaba siendo fiel, otro amigo sostiene que mientras no haya penetración, no cuenta como infidelidad y así, cada uno tiene su propia concepción de aquello que se autopermiten hacer con alguien sin faltarle el respecto a su pareja, lo curioso es que dichas leyes o tipos de pensamiento no son bidireccionales, o sea, cada uno de los anteriormente mencionados compañeros consideran que los únicos que pueden hacer eso de tocar pezones y demás, son ellos, obviamente si su mujer medio mira a otro chavo, está siendo infiel....

... sí, sí, yo sé que es un pensamiento machista y bla bla bla, pero pues, en un programa de televisión en uno de esos canales que sacan cosas dis que ("dis que" = supuestamente") científicas, no sé si fue NatGeo o el Discovery Channel, en donde hicieron un programa de hombres y mujeres, de sex appeal y de muchas cosas que me llamaron la atención, pero la que más aplica a este post fue una parte en la que citaban un estudio en donde supuestamente encuestaron algo así como a miles de mujeres y hombres, y en la encuesta preguntaban acerca del número de parejas que habían tenido y el número de parejas que esperaban tener en el resto de sus vidas, también preguntaban acerca de la fidelidad y eso...

...el programa fue bastante entretenido pero lo verdaderamente interesante fue que las mujeres, a pesar de los prejuicios que puedan existir, habían tenido exactamente la misma cantidad de parejas que los hombres (sin diferencia estadísticamente significativa), el estudio mostraba que la diferencia estaba en la cantidad de parejas que esperaban tener en el resto de su vida, las mujeres esperaban tener más o menos la mitad de parejas que los hombres. La conclusión en el programa fue que las mujeres en realidad no son menos promiscuas que los hombres, simplemente les gustaría serlo. Y léase que no lo digo yo, lo dijo el canal.



A mi realmente me llamó la atención dicho programa porque si efectivamente su promiscuidad es la misma y la diferencia sólo se limita a un deseo futuresco... puede ser que la fidelidad sea la misma historia.

Mi punto no está únicamente basado en algo que ví en la televisión, sino que a lo largo de mi carrera (que con suerte terminará pronto) he compartido salones de clase con más de docientas mujeres, algunas bonitas, otras no tanto... acaudaladas (de pisto, dinero), de escasos recursos, introvertidas, extrovertidas, en fin... han sido muchas, y algo que puedo compartir es que la mayoría ha sido infiel, algunas en encuentros fortuitos (casuales) con alguien que siempre les gustó, otras han sido infieles de manera sistemática y planificada, y las hay quienes me han dicho frases como "lo hice para poder dejarlo" o "es que estaba borracha", y lo impresionante es que la mayoría de las infieles casi siempre está con sus parejas, dicen públicamente amarlos con todo su ser, elaboran tarjetas para cualquier ocasión y básicamente se comportan como la pareja perfecta,

...por mencionar un caso en específico, en primer año había una chava con cuerpo como de yegua, porque yo juro que era montura lo que tenía atrás, no culo... pero bueno, la chava era un cliché andante, tenía un carro nuevo, vivía en un exclusivo lugar de la ciudad, hablaba como si fuera la versión guatemalteca de "Rebelde" y, como se pueden imaginar, tenía un novio con el que había durado ya 4 años y era "el amor de su vida"... después de  un tiempo en el que nadie se decidió a hacer alguna movida (porque encima de habladores, algunos nos acobardamos a siquiera intentar algo con una chava de ese calibre...) llegó un chavo, el típico "underdog" (nuevo, medio recha) de película joliwudense, recién llegado, mas delgado que vara para cortar jocotes, en un carro del año... del año 94, pero con una actitud de campeón, en menos de dos meses ya le estaba "ayudando a pedalear" al novio de la chava (infidelidad 1), y en otros dos mesesitos pues le bajó a la chava... como es costumbre, duraron como dos años en los que la chava le puso los cuernos a este "underdog" para luego irse con otro (infidelidad 2)... y ahí le perdí el hilo a la historia...



Por lo anterior puedo decir lo siguiente:

1. Los hombres y las mujeres son promiscuos por igual (para quien lea ésto, sólo cúidese que hasta para la guerra se llevan cascos)
2. Al menos que yo conozca, hombres y mujeres también son infieles por igual, con la diferencia que las mujeres (al menos la mayoría) no son tan cínicas como los hombres (a menos que la agarren con las manos en la... masa).
3. Cómo decía mi abuelo "el diablo es diablo... y el sexo es rico", así que de cuando en cuando, hasta el más monje o la más puritana siente que le pica y quiere que le rasquen.

Y por favor, nadie malinterprete este post como yo diciendo "el mundo es una mierda porque todo es un engaño", porque no lo es y realmente no lo concibo de esa manera, en realidad pienso que como seres humanos todos, por muy basuras que seamos, tenemos un corazón y claro que se puede ser fiel a una sola persona, no puedo ni quiero creer que hasta mi abuelo y abuela (que en paz descansen) se quemaron el rancho como piromaníacos con gasolina y napalm... así que sí hay hombres y mujeres fieles y monógamos, es sólo que la mayoría de personas nos preocupamos más por lo que opina el vecino que por hacer feliz a la persona que tenemos a nuestro lado.... creo que más que dar el look, hay que tratar de ser felices con quien se comparte la vida....

y para los que sean infieles por una única ocasión y bajo los efectos de güaro, déjense de pajas (mentiras), "gallina que come huevo, ni que le quemen el pico"... la que se come una, se come todas... pero para su consuelo, como dice un mi cuate, dos cogiditas es aventura, tres cogiditas ya es relación, así que no se muleen hombre... y no digo que yo no me haya muleado y cagado en la olla en más de alguna ocasión, simplemente hay que tratar de no tropezar con la misma piedra compañeros...



Por cierto, saludos a todos y todas y gracias por leer los posts, no había notado pero ya van casi 2500 visitas, gracias banda por su presencia y como se darán cuenta, ahora he agregado la opción para postear en facebook y twitter, porque evidentemente mi primer intento de anonimato fue totalmente fallido, así que pensé, what the fuck... así me conocen más los que quieran....

El Lobo, cambio y fuera...


viernes, 10 de septiembre de 2010

La Mara Salvatrucha (MS 13) y la Eighteen (XVIII): Diálogo será mi...



Querida gente, el día de hoy tenía planeado subir un post que escribí hace unos días, pero debido a  un correo electrónico que me envió una amiga el día de ayer, 9 de septiembre, me dí a la tarea de escribir uno nuevo para el día de hoy, y es que lo que está pasando es simplemente inaudito y todos debemos compartirlo y analizarlo, aunque no me gusta escribir de ciertas cosas, pero ni modo, cuando toca toca.

Resulta que en el país vecino de El Salvador se aprobó una ley que "penaliza, por primera vez, a quienes "colaboren" o "financien" una mara o pandilla.", por lo que las pandillas decidieron PARALIZAR al país durante 72 horas en señal de protesta y para forzar al diálogo con el gobierno y eso señores y señoras, eso si es ser descarados, el artículo es de BBC Mundo y lo pueden leer siguiendo el siguiente link (si no les da mucha hueva -pereza-)... http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2010/09/100906_salvador_funes_maras_negociacion_pea.shtml

Realmente es de dedicarle más de un minuto de análisis a esta situación porque ya es el colmo, si estas pandillas (la Mara Salvatrucha  y la XVIII) son capaces de paralizar un país tan parecido al nuestro, como dice el dicho: "Cuando la barba de tu vecino veas cortar, pon la tuya a remojar", quiere decir que ese camino nos espera, sólo falta que también logren poner un diputado en algún partido político o formar uno propio y que se lancen en pos del control político del país. Es muy cierto que en nuestro sistema político hay muchas cosas que no funcionan y que la mayoría de políticos sobrevivirán al segundo diluvio universal (porque la mierda flota) pero tampoco es posible que esta partida de violadores, secuestradores y asesinos ahora se las piquen (hagan pasar por) de NO VIOLENTOS cuando la ley tuvo lugar poco después de que asesinaran quemados a 17 personas al incendiar un transporte público...

... es casi inverosímil que uno de los "portavoces" de los mareros dijo en televisión: "Pedimos nuestras más sinceras disculpas por los inconvenientes causados (…) Queremos aclarar que dicha medida fue impulsada con el único objetivo de ser escuchados"... ahhh, entonces ya entiendo, eso no es violencia, sólo fue un símbolo de inconformidad, ojalá que no se les ocurra hacer estallar el Congreso en la siguiente protesta pacífica que hagan.

La verdad que hay que poner atención a lo que sucede porque se imaginan qué pasaría si uno de estos días los pandilleros decidieran tomar al país, ¿serán suficientes nuestras "heroicas" fuerzas armadas y la "tan eficaz" policía para impedir una toma de la nación? mmmm al menos yo tengo mis dudas.

Les dejo pues con el Trailer de un documental (que también se puede ver todo en YouTube) llamado "La Vida Loca" y con la noticia del día de hoy de BBC Mundo:

Documental "La Vida Loca", dirigido por Christian Poveda (q.e.p.d.) -YouTube-
Funes no tuerce el brazo ante la presión de las pandillas (BBC Mundo)

Saludos y Feliz fin de Semana !!

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.